Orbea – Monegros

abril 30, 2018

La clásica marcha por el desierto de Los Monegros, una marcha que tenía pendiente y que no deja indiferente a los amantes del MTB.  Orbea, la archiconocida marca de bicicletas le da nombre y se encarga de la organización, una ardua tarea pues se concentran ocho mil bikers en la salida.

20180428_113828

 

La noche anterior tormentas y chubascos auguran una jornada dura de ciclismo, pero muy al contrario amanece una mañana perfecta para pedalear, y seguramente el agua caída hará menos polvorientos los caminos. Pronto lo averiguaremos.

 

El lugar de salida, Sariñena. La hora pocho habitual, las 12 de la mañana. Por delante algo más de 117 kilómetros de pistas por la comarca de los Monegros. Al salir en un cajón muy retrasado paso por el arco de salida media hora después de darse esta. La salida es lenta, lo normal con tanta gente, aunque por el momento no hay parones. Estos vendrán más adelante provocados no por rampas imposibles de pasar, sino por charcos muy fáciles de salvar si no te importa mancharte un poco de barro. En principio la altimetría proporcionada por la organización resulta engañosa, realmente no hay grandes desniveles por lo que se rueda a una velocidad muy alta durante casi todo el recorrido. La dificultad técnica de esta marcha se basa en la velocidad que seas capaz de mantener.

20180428_172231

Sin apenas darme cuenta me veo adelantando a ciclistas, cosa poco habitual últimamente, el recorrido me favorece. En ocasiones un viento de cara frena el avance, solo hay que coger el rebufo de un ciclista tras otro y apenas molesta, la hilera de ciclistas es interminable. Los avituallamientos son complicados por la aglomeración de gente que te encuentras; son amplios y están bien surtidos de lo básico: algo dulce, plátanos, sandía, bebidas isotónicas y agua, todo en abundancia.

20180428_182759.jpg

En esta marcha se prima más disfrutar de la bici por paisajes increíbles y pistas cómodas que la competición,  la técnica en bajada por trialeras o senderos complicados la dejan para otras marchas. Ocio sobre la bici en estado puro y  al alcance de todos. Los límites los pone cada biker y su forma de entender este deporte.

Anuncios

101 Los Miradores 2018

abril 10, 2018

Primera cita del año, y no conozco mejor forma de empezar que hacerlo en Las Navas del Marqués, provincia de Ávila. Pero vamos primero con la historia de esta polémica marcha. Este año 2018 está siendo muy lluvioso en la Península Ibérica, la pertinaz sequía patria este año nos ha dado un respiro, y a muchos ciclistas parece que les pilla de sorpresa tanta agua.  Por este motivo, por la lluvia, se ha pospuesto este año la tradicional “Navalcarnero al límite”,  con las protestas de unos y el alivio de otros. El caso es que en esta zona de sierra el terreno drena bastante bien y el suelo ácido de los pinares no se embarra como por otras zonas, esto permite rodar sin demasiados problemas pese a todo el agua que pueda caer. Polémica va, polémica viene, en los foros todo se discute y como siempre se ha dicho: “nunca llueve a gusto de todos”.

30264740_1734942479885637_8063888754227544064_nb

Foto: elnaviero.com

Y aquí nos encontramos un sábado a las nueve, enfundados en chubasqueros y con ropa de abrigo, y dispuestos a pedalear los 101 kms. prometidos, o por lo menos esa es la intención. La lluvia y el frio no impidieron que tomáramos la salida desde la calle principal un nutrido grupo de participantes, a buen seguro muchos se quedaron en casa nada más ver el cielo. La primera parte del recorrido nos acerca al vecino pueblo de Navalperal por un bosque de robles situado a los pies de la Sierra de Malagón. Esta primera parte hay que tomársela con mucha calma, los primeros kilómetros son para calentar.

El paisaje es espectacular en esta primera parte del recorrido, pronto entramos en zona de pinos, por muchas veces que haga este recorrido siempre encuentro motivos para repetir. El olor a monte mojado, el blando sendero por el que rodamos, las gotas de agua helada golpeándote, son la suma de todas las circunstancias las que hacen de esta zona un lugar tan especial. Pasamos bordeando el lago de la Ciudad Ducal, pronto comienza la primera rampa importante de la mañana que nos acercará a la estación de tren de Las Navas del Marqués.

30261965_1734959243217294_3599763612928835584_n

Foto: elnaviero.com

De la estación al pueblo hay escasos tres kilómetros, llevamos unos veintidós del recorrido y este primer paso por la entrada del pueblo es la excusa perfecta para muchos que enfilan en dirección al centro del pueblo abandonando la marcha; demasiado sufrimiento según algunos. Personalmente estoy disfrutado de todas las circunstancias de la marcha, de todas y cada una. Continúa el recorrido por senderos entre pinos y bajo la incesante lluvia, nos dirigimos ahora hacia el sur, hacia el límite con la Comunidad de Madrid pegados a la vía del tren. El terreno cada vez más mojado dificulta sutilmente el avance de nuestras bicis, obligándonos a todos a un esfuerzo adicional con el que quizá muchos no contaban.

imagegallery-1459-5acb3c5ae2d7e

Foto: 101 Iron Bikes Series Ghost

Tras atravesar las vías del tren por una zona un pelín más técnica, pero siempre ciclable, comenzamos la segunda ascensión fuerte de la mañana; llegará un momento que pierda la cuenta de todas las rampas que vamos superando.  En dirección oeste nos dirigimos hacia uno de los valles que jalonan el recorrido preparado por la organización. Cerca de la ermita de San Miguel se separa la marcha larga de la corta, un avituallamiento y el momento que aprovechan muchos para dar por terminada la aventura de hoy. Llevamos unos 50kms. en las piernas y la tentación de enfilar en dirección al pueblo es grande para muchos. Personalmente pienso que una vez aclimatado al frío, al barro y al agua, ya lo mismo me da hacerme otros tantos kilómetros más.

imagegallery-1460-5acb3f917d988

Foto: 101 Iron Bikes Series Ghost

Después de engrasar cadena y comer algo continúo mi periplo por estos montes serranos, ahora viene una larga bajada al siguiente valle, atravesar un río con bastante agua y otra vez cuesta arriba. El cuerpo se termina adaptando a todo cuando la mente no le deja otra opción, siempre he mantenido que este tipo de marchas se corren más con la cabeza que con un excelente estado de forma, que dicho sea de paso tampoco viene mal. En fin, pasa los kilómetros a golpe de pedal, subidas tendidas y bajadas con mucho desnivel son lo que toca en este sector. En mi mente está el objetivo de llegar al último avituallamiento lo más entero posible, el pasado año llegue con calambres, por lo que voy reservando fuerza sin descuidar la ingesta de líquido y sólido, hoy más importante si cabe.

Pasado este último avituallamiento el recorrido nos lleva dirección norte hacia el esqueleto de una gran casona de la que solo queda una enorme pared. Todo el recorrido se hace cuesta arriba, la más mínima rampa se nota cada vez más. Un tramo engañosamente llano nos lleva al vecino pueblo de Navalperal, desde aquí desandaremos el camino iniciado a primera hora de la mañana. Queda el fin de fiesta, una continua subida que nos obliga a ganar altura superando la cota del pueblo para entrar en este por un divertido sendero en la zona conocida como “El Sauco”.

imagegallery-1464-5acb51f36eb93

Foto: 101 Iron Bikes Series Ghost

9:42 minutos de bici, de montaña, y de disfrutar de una pasión. Como dicen algunos amigos que me conocen bien,  me gusta tanto este deporte que no tengo nunca prisa por llegar el primero, y no les falta razón pues he llegado más entero de lo que era de esperar dadas las  condiciones de partida.  Una ducha calentita, estirar músculos y una buena siesta, privilegios de contar en esta ocasión como alojamiento excepcional  la que fuera casa de mis abuelos paternos.

 


Titán 2017

septiembre 21, 2017

En esto del ciclismo de montaña hay quien piensa que las rutas por la Mancha son llanas y por aburridas pistas. Pues los de Alcazar de San Juan se han propuesto sacar de su error a todos estos mal pensantes.  La Titán de la Mancha en cualquiera de sus dos modalidades, 100k o 200k, es una prueba extrema. La de 100 kilómetros para aquellos raiders veloces que quieren romper todas las marcas; la de 200 kilómetros más apta para los duros de cabeza, para todos los capaces de reír y llorar sobre la bici, de morir para resucitar unos kilómetros más adelante.

perfil200kdatos-copia

En mi caso, y el de los siete compañeros del Club Moskito Bikers que me acompañan, todo comienza a las seis y media de la mañana dando pedales con la luz de nuestros focos… y de los más de 400 bikes que tomamos la salida. La serpiente multicolor se transforma en una serpiente de luz que surca los caminos manchegos, en una rápida marcha animados por el fresco de la mañana y la compañía de la oscuridad.

21586553_1653960001312192_5118561362944877456_o

Gracias a CANO Fotosfports por esta impresionante fotografía

Amanece y me veo subiendo a los molinos de Herencia,  pese a que arrastro uno de mis típicos catarros otoñales, mantengo el tipo y subo a buen ritmo. La bajada por senderos pedregosos es muy entretenida. Todavía nada augura lo que nos espera. Abandonamos los senderos para entrar en zona de pistas que pican continuamente hacia arriba, pronto me doy cuenta que esto va a continuar durante mucho tiempo, la pendiente y alterar zonas de pedregosa pista con zonas de pedregosa subida y con bajadas muy pedregosas… tremendo el esfuerzo que hay que hacer sobre la bici, tanto subiendo como bajando, y las pocas fuerzas que hoy me acompañan.

titan-de-la-mancha-2017-3998116-48115-260

La subida a la Calderina, que viene precedida por otras subidas cortas pero con pendientes que rondan el 20%, es un auténtico calvario.  Cuando vas por una pista de tierra y te encuentras con las zonas de mayor pendiente cimentadas te puedes esperar lo peor. Poco a poco, con perseverancia y paciencia corono junto a unas Atenas este puertecito… piensas que lo peor ha pasado, craso error. La rápida bajada no muy técnica es seguida por otra bajada más técnica con mucha piedra suelta. Bajadas muy rápidas donde no se puede perder ni un segundo la concentración.  Y la cosa no termina, superado el kilómetro 100 de la marcha la cosa vuelve a ponerse para arriba, los molinos de Fuente El Fresno, es el momento de llorar y pensar en cómo vas a salir de esta, echar pie a tierra y hacer un poco de empujabike para poder recuperar .

titan-de-la-mancha-2017-3998116-48110-1985

En estos pensamientos, si terminaré o no podré con la prueba, llego al avituallamiento del cruce de caminos. Un respiro, kilómetro 140 y ya lo que queda es en su mayoría terreno favorable hasta Puerto Lápice. Otro bajón de fuerza en la subida a los molinos de Puerto Lápice, y pérdida de todo sentido de la orientación, el gps ya no tiene batería y no apetece ni cambiar las pilas. Gracias a la buena señalización de la prueba todo sigue bajo control. Ahora sí que toca pistear, y por fin poder avanzar a buen ritmo. Los molinos de Alcazar de San Juan se divisan a lo lejos, ya no hay duda, terminaré.

La llegada a la meta es un poco enrevesada, pegada a unas vías de tren, todo para martirizar a los sufridos ciclistas con una última subida a un conjunto de molinos. Menos mal que la meta está ya cerca, so solo cinco kilómetros los que resta para llegar a Alcazar. Después de 13 horas de ciclismo y montaña la meta se ve como un merecido premio. Otro reto superado.

titan-de-la-mancha-2017-3998116-48111-4153


MTB Cantalejo

julio 30, 2017

Este caluroso fin de semana nos desplazamos unos cuantos amigos del Club Moskito Bikers a tierras segovianas. Cantalejo famoso antaño por proveer de  trillos, cribas y demás aperos agrícolas a toda la España cerealista se ha convertido hoy en una floreciente población castellana dentro de la comarca de Sepulveda, a orillas de los ríos Cega y Duratón.

20170730_090804

17190352_1632070746808359_7743848992424561557_n.jpgTenemos que agradecer especialmente a los hermanos Cabellos Rivas, Alejando y Santiago, la estupenda organización de esta marcha donde contaron con la inestimable colaboración del Ayuntamiento Cantalojeño. U recorrido que comienza y finaliza junto al campo de futbol local y las piscinas,  a la sombra de un precioso pinar que disfrutaremos al finalizar la marcha.

El recorrido comienza por anchas pistas, típicas de esta zona segoviana, donde no encontraremos grandes puertos pero si un sinfín de cuestas y rampas que acabarán limando las fuerzas de los participantes, más si tenemos en cuenta que elegí la distancia de 65 km. Pasamos por el Puebla de Pedraza y acto seguido tenemos una bajada y la primera cuesta del recorrido, donde también tengo el único percance de la marcha al salirse la cadena de mi bici y quedarse encajada entre los radios.  En estos casos lo mejor es no perder la calma, desmontar la rueda trasera y con más maña que fuerza liberar la cadena para poder seguir, todo este proceso me hace perder unos veinte minutos y calma el alto ritmo al que empecé la marcha. Los compañeros del club tampoco se libran de pinchazos y problemas, los abrojos  abundantes en esta época del año hacen de las suyas.

CP4B3077Cruzamos el Río Cega por primera vez antes de llegar a la pequeña población de Arevalillo de Cega, desde donde seguimos un tramo del río. Aquí empieza el tramo más divertido de la jornada y que más me llamó la atención, una subida por un sendero pedregoso encajado junto al cauce de un arrojo y a la sombra de encinas y jaras.  El sendero desemboca en la población de Cubillo donde tenemos el primer avituallamiento,  muy bien surtido de geles y sandía que obliga a una parada para reponer líquido.

IMG_1702El recorrido continúa por amplias pistas, pasamos la población de Requijada alternando las pisas entre terreno cerealista con algún senderos que atraviesan pequeños bosques, así llegamos hasta Pajares de Pedraza donde tenemos el segundo avituallamiento y la única subida un poco complicada de la jornada, la peña del Tuero. Pasado este enclave retomamos de nuevo el terreno de pinares según nos acercamos a la población de salida, Cantalejo.  Estos pinares segovianos encierran una trampa en forma de dunas arenosas complicadas de sortear y que en mi caso consiguieron que terminara por los suelos sin graves consecuencias.

Y así llegamos a la meta, donde nos espera una merecida recompensa en forma de parrillada y cerveza fresca en el pinar junto a la piscina. Los participantes en la marcha tienen entrada gratuita a la piscina, una ducha y estirar en la piscina no es cosa habitual en estas marchas pero si muy de agradecer. Aseados y refrescados ya solo nos queda disfrutar de la parrillada y la charla con los compañeros a la sombra de los pinos.

IMG-20170730-WA0013


Maratón de 200 km. por las vegas

julio 24, 2017

Las ruta soñada por algunos, una ruta largar… muy larga, que une las vegas de los Ríos Guadarrama, Tajo, Jarama y Manzanares.

IMG-20170712-WA0001

Pinchar es facil en esta época del año.

Un recorrido que tiene su germen en la ruta de las 35 leguas promovida por el amigo Benayas desde hace años, ruta que he realizado en un par de ocasiones. Esta ruta parte de las Rozas y tiene como destino Aranjuez, pasando por Toledo. Yo me he incorporado siempre a su paso por el término municipal de Villaviciosa de Odón pues el recorrido pasa cerca de casa, continuando por la frondosa vega del Río Guadarrama hasta abandonarla cerca de la localidad toledana de Bargas,  desde donde atacamos la entrada a la ciudad imperial, Toledo.

230720171215

Una breve parada para reponer algo las fuerzas gastadas, hasta ahora los 70 km. hasta Toledo han sido un agradable paseo. Son casi las doce de la mañana y continuamos recorrido, la siguiente parada larga será en Aranjuez.

La salida de Toledo, pegados al Tajo por un paseo bien urbanizado es muy agradable, el calor de justicia que esperamos no es muy agobiante por el momento, pese a todo hay que ir siempre bien provisto de agua, pues en estas rutas no se sabe cuándo se va a poder volver a reponer líquido. En fín, las pistas son amplias y el ritmo muy bueno, tragamos kilómetros sobre nuestras bicis, el siguiente objetivo es Aranjuez.

Pistas, senderos, tramos asfaltados cruzando polígonos… todo vale y por todos los sitios tenemos que rodar antes de llegar a Aranjuez. Apenas sin agua, llegamos a la Casa Encantada, posada rural de Villamejor, donde un aljibe móvil es nuestra salvación, por momentos nos dieron ganas de echar un trago del agua del canal de riego.

Entramos en Aranjuez por un tramo asfaltado paralelo a las vías del tren. Al palacio llegamos siguiendo el abundante tráfico de vehículos. Una parada algo más larga para avituallar en condiciones y proseguimos nuestra marcha… el objetivo es llegar a Titulcia.

20170722_142448

Amplias pistas de grava, que ya se hace pesada después de más de 120 km. Titulcia es un pequeño pueblo de la Comunidad de Madrid situado sobre una ladera que domina la vega del río Jarama, desde aquí en continua subida el objetivo es alcanzar el paso por el Cerro Pingarrón para salvar el paso del Río Jarama por el puente de la carretera que une Morata de Tajuña con San Martín de la Vega… y aquí es donde se formó el lio. Primero que abandonamos el track propuesto inicialmente que nos acercaba a Madrid atravesando toda la zona industrial de Getafe y Leganés por seguir un recorrido más campero, segundo que muchos de los senderos pegados al Río Jarama terminan en un cortado imposible de salvar teniendo que salir del trance trepando por una pared. Todas estas circunstancias, a las que hay que añadir el agotamiento físico que es ya notable, van haciendo mella en la moral. Al final, y casi sin querer, encontramos un divertido desfiladero que baja a una zona ciclable  junto al río, la pega… que está  dentro de una finca privada cerrada a cal y canto. Por suerte los encargados de la finca muy amablemente nos abre la cancela de salida, comprenden que entramos por accidente en su finca al no encontrar en el recorrido ningún cartel de aviso.

Una vez de nuevo en una amplia pista de grava, y con las fuerzas al límite, llegamos a la carretera por la que cruzar el Río Jarama. La decisión de abortar misión y volver en tren hasta casa empieza a rondar la cabeza. Así llegamos a San Martín de la Vega, desviándonos muchísimo del trazado que debería habernos llevado al cerro de la Marañosa por el que deberíamos ganar la cuenta del río Manzanares que conduce a la capital, Madrid.  Visto el panorama que se presenta decidimos definitivamente desistir en el empeño de llegar a Villaviciosa de Odón y cerrar así este largo recorrido.

Y aquí empieza otra peripecia más de este día, la reciente infraestructura férrea que unía San Martín de la Vega con Madrid está abandona y sin uso. Haciendo un esfuerzo más mental que físico decidimos llegar hasta el parque temático que tiene la Warner cerca, y donde se supone que hay un apeadero del tren de cercanías, ¡Oh desgracia ¡ también está abandonado desde hace cuatro años. El último puertecillo liquidó las escasas fuerzas que me restaban, pero no queda otra, un par de refrescos azucarados en una gasolinera sirven para cambiar el chip mental y proseguir ruta hasta Pinto, próximo pueblo que sí que tiene apeadero de tren. A estas alturas, y dado lo avanzado de la jornada, todo está hecho por hoy. Por suerte en Pinto podemos coger el tren de cercanías y dar por terminada la ruta de hoy, aunque a estas alturas igual me hubiera dado llegar pedaleando los últimos 35 km que nos quedan hasta Villaviciosa, cerramos la jornada con 172 km y la intención de repetir la aventura. Será otro día.


Bajo Tietar 2017

abril 22, 2017

No salgo de una, cuando ya estoy en otra. Aunque esta vez dejo de lado el recorrido largo para hacer el de 66 km., una distancia donde puedo arriesgar algo más con la dosificación de fuerzas. El día acompaña, luce un sol radiante en Candeleda y la temperatura aún es soportable. Comienza el recorrido subiendo por una pista forestal en buen estado, la participación del club Moskito Bikers notable, hay moskitos por todas partes. Mis compañeros en su mayoría hacen grupeta con la intención de finalizar el recorrido largo de 140km.

Arrontejo

Ruta de los pescadoresHoy mi objetivo es otro, tengo buenas sensaciones y quiero apretar un poco; a pesar de salir el último pronto alcanzo en las rampas del Arrontejo a los dos grupos  de moskitos que circulan por delante. Una subida en tres fases que termina en el kilómetro treinta y tres a las afueras del pueblo de Guisando, a partir de aquí una tremenda bajada rapidísima por pistas que finaliza en Arenas de San Pedro; en este punto se separan la ruta larga de la corta, la ruta corta se adentra en la única zona un poco técnica del recorrido junto a un arroyo llamado de los pescadores,  una zona súper divertida y que va picando para arriba.  Coronado el último cerro de la ruta  se abandona la zona de pinos para regresar a Candeleda por pistas abiertas, una última subida de un kilómetro más o menos y se llega al punto de partida. Esta vez llego con tiempo de sobra para poder ducharme y cambiarme antes de degustar el plato de estupendas patatas revolconas típicas de la zona que nos tiene preparada la organización para recuperar fuerzas.

MAPACORTA2017

En definitiva, una estupenda jornada de ciclismo en una de las zonas más espectaculares de la Sierra de Gredos.


Titán Sierra de Tentudía

marzo 26, 2017

Un año más acudo a una de mis citas ineludibles del calendario ciclista de montaña. La ruta BTT  Titán 5 Miles Sierra de Tentudía. Pese a que todos los pronósticos meteorológicos auguraban un día poco apto para la práctica del ciclismo, un grupo de doce Moskitos tomamos la salida. El paisaje de la Sierra de Tendudía es un espectáculo con cualquier condición meteorológica, en este caso el agua caída los días previos y el vendaval de aire de la noche anterior no hicieron más que dar otra perspectiva a las dehesas y pinares por los que transcurre la carrera, embelleciéndoles si esto es posible. En el aspecto meramente deportivo, pedalear en estas condiciones exige un plus de esfuerzo. El suelo blando agarra las ruedas como si fuese pegamento y el fino barro se acumula en los mecanismos de nuestras bicis sometiéndolas a un test de desgaste digno del mejor banco de pruebas.

índice6

Datos técnicos btt2017

 

Aparte queda la dureza del recorrido, de los inacabables puertos, los continuos sube y baja por senderos, en fin… todo lo que cualquier amante del ciclismo de montaña pudiera desear en sus mejores pesadillas.

 

 

índice18Finalizada la prueba con la sonrisa puesta para disimular el agotamiento ya solo queda guardar bien en el recuerdo esa subida al Cerro Bonales, a los altos de Tentudía y Aguafría; las tres grandes “púas” del recorrido que te dejan exhausto para el serrucho final del recorrido.